• ALE PASTORE

- A DOS ORILLAS

Actualizado: 26 may



Fecundas mi playa,

eres crepúsculo

y un norte,

donde repica la bravura

de mis aguas dormidas,

abruptas,

permanentes,

alumbrando el infinito

de anaranjados destellos,

me desvanezco,

me hundo,

me expando,

y vuelvo a ser mar,

a ser pez,

pájaro,

y espuma,

la sangre del deseo

sobre tu resaca

que desciende a nuestros ojos,

uno a uno, a dos orillas

en lo profundo del oleaje.

27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

El entorno golpea, pasea nocturno bajo los olmos que son la sombra de lo que fue desmembrado. Ha llegado el duelo años después como gran epitafio ilustre, airoso. Se levanta al vuelo al poema como a l

Llueve el agua invisible, sin resistencia, donde nada tiene que ver con el aire que la cruza ni con la superficie que toca a su paso. Sola va, cogida de su fe ciega, donde la resonancia bebe del enigm

Siempre ellas…a mis hermanas Claudia y Milena. 1 Corazón, mar de costas misteriosas, su alborecer en la arena húmeda se mezcla con la sombra descolorida, mientras gaviotas incesantes pasean entre ciel